/
0 Comentarios

Cuando nos habituamos a teñirnos el pelo para conseguir el color que queremos, entramos en un tipo de círculo vicioso que nos obliga a pasar por la peluquería cada pocas semanas para evitar que las raíces nos delaten. Si quieres alargar el tiempo entre tinte y tinte, sigue estos 5 trucos que darán una nueva vida a tu pelo más allá del salón de belleza.
¿Teñirte el pelo se ha convertido para ti en una esclavitud? Cuando aparecen las canas o cuando el tinte que has escogido es muy diferente a tu color natural, las raíces desentonan con facilidad poco tiempo después de acudir al salón de belleza

Por ello, ir a la peluquería a renovar el tinte se convierte en una cita mensual (mínimo) para la que no siempre tenemos tiempo, dinero (o ganas).

Por suerte, hay algunos trucos que pueden ayudarte a alargar la vida de tu color y retrasar tu paso por la peluquería. La clave está en cuidar tu tinte lo máximo posible y disimular las raíces una vez que el contraste sea inevitable.

1. Utiliza un champú protector del color

Para retrasar el paso por la peluquería, lo mejor es cuidar el tinte para que tarde lo máximo posible en desaparecer.

Para ello, lo ideal es utilizar productos específicos para proteger los pigmentos del tinte y que, a la vez, eviten la deshidratación que este provoca.

Si quieres saber todo sobre cómo cuidar el tinte, te lo contamos en este artículo: 5 trucos para mantener tu tinte intacto durante más tiempo.

Te damos un spoiler, estas son las recomendaciones de productos más eficaces para proteger tu color:
·         Kerastase Bain Reflection Bain Chromatique Riche: combate la opacidad del pelo teñido, devuelve el brillo y protege los pigmentos de color.
·         L'Oreal Vitamino Color - Champú protector de color: fortalece las fibras capilares, protege y regenera el cabello y cuida el color para que tarde más tiempo en desvanecerse.

2. Opta por tintes con contrastes o con mechas

Cuando te tiñes el pelo con un color que contrasta mucho con tu tono natural, sin añadirle ningún tipo de matiz, es normal que, cuando el pelo crece, la raíz cree una especie de línea muy marcada que separa el color natural del teñido.

Si no quieres pasar por la peluquería cada 3-4 semanas para corregir este contraste, lo ideal será que optes por tintes con diferentes tonos.

Las mechas balayage o las babylights camuflarán las canas, te darán iluminación al rostro y, cuando el pelo crezca, el contraste no será tan drástico y te permitirá retrasar tu paso por la peluquería.

3. Sprays para disimular canas: el remedio express perfecto

L'Oreal Paris Magic Retouch: este spray tiene una textura similar a la laca, sus pigmentos de color se adhieren a la raíz de tu cabello para evitar al contraste y disimular tu color natural, ya sea de color canoso o de un tono diferente del tinte
Elige el color que más se asemeje al de tu tinte para un resultado muy natural.

Schwarzkopf Root Retoucher: este spray te ofrece un retoque instantáneo que dura hasta el primer lavado y camufla a la perfección el color de tus raíces. Puedes usarlo hasta 25 veces antes de agotar el bote
Bioaqua Hair - Pintalabios para retocar raíces: este corrector de clor con forma de labial es ideal para corregir el color de las canas o de las raíces con precisión, además, puedes llevarlo a todos sitios gracias a su discreta forma.

El acabado es natural, discreto y duradero. Pasa la barra por las zonas a corregir, deja secar y peina suavemente con un peine para que se difumine el color. 

4. Elige el peinado adecuado

A la hora de disimular el color de las raíces, el peinado también juega un papel imprescindible.

Si estás preocupada porque se nota demasiado el contraste entre el tinte y el color natural de tu pelo, debes evitar por todos los medios peinados con coleta, ya que evidencian las diferentes tonalidades.

Mejor opta por llevar el pelo suelto, evitando la plancha y el pelo liso, y optando por un peinado ondulado, desenfadado y con volumen que, sin duda, será capaz de disimular tu raíz.

La 
raya del pelo también puede ser una buena herramienta para disimular el color de las raíces, evita totalmente las rayas rectas y crea un ligero zigzag para disimular la diferencia de color.

Los peinados con turbantes, además de ser súper chic, son también una estupenda forma de cubrir tus canas.

Te damos dos ejemplos de turbantes que seguro te encantarán, darán un toque a tu lookazo y cubrirán tu bad hair day: 

5. El tinte temporal, otra opción para retrasar el paso por la peluquería

Existen en el mercado tintes temporales que se van tras varios lavados y que conseguirán camuflar tus canas o tu color natural, alargando el tiempo hasta tu próxima visita a la peluquería.

Intenta optar por tintes libres de amoniaco y productos químicos agresivos que puedan resecar tu cabello y elige uno rico en aceites que sean capaces de nutrir tu cabello.




TAMBIEN PUEDES LEER:

Cuando nos habituamos a teñirnos el pelo para conseguir el color que queremos, entramos en un tipo de círculo vicioso que nos obliga a p...

No hay comentarios: