/
0 Comentarios


No necesitas cambiar de compañía del gas ni hacer la cena con abrigo y bufanda para gastar menos en calefacción. Solo redecorar tu casa. Sencillo y muy efectivo

1. Pon parqué y aparca los descansos

Por el suelo es por donde la casa pierde más calor. Si en verano el suelo puede llegar a 16º, en invierno baja hasta 10. Si tienes parqué de madera natural, tienes el mejor aislante. Si es laminado, su efecto madera generará sensación cálida pero para abrigar de verdad, recurre a alfombras.

2. Cambia el de las ventanas

Porque si por el suelo se escapa el calor, por las ventanas ¡ni te cuento! De día, ábrelas bien para que el sol caliente la casa, pero cuando este se vaya, córrelas para que el calor no se fugue. Soluciones: pon doble cortina o combina estores y caídas –muy decorativo y útil–. Y haz que lleguen al suelo. En cuanto a tejidos: linos gruesos o terciopelos finos.

3. Tapizados mullidos y gustosos

Los tejidos de chenilla o terciopelo son perfectos para darle al sofá o a la butaca el calor que necesitas en tus maratones de Juego de tronos. Las formas redondeadas y ergonómicas (y por supuesto que sean mullidos) añaden confort.

4. Alfombras: donde hay pelo, hay confort

Para el invierno, apuesta por las alfombras de lana y de pelo largo. Su pisada es mucho más mullida y aíslan mejor del frío e incluso del ruido. ¿La tendencia? Con estampado patchwork y geométricos.

5. Colores con efectos secundarios

Lo sabemos: hay colores fríos y otros cálidos. Pero hay otro dato importante para el invierno: cuanto más oscuros, más calor absorberán. Los grises oscuros, por ejemplo, captan el 90% del calor que les llega y los verdosos, el 79%. Así que no lo dudes, un sillón, ropa de cama o una pared oscura elevará la sensación térmica en casa.


TAMBIEN PUEDES LEER:

No necesitas cambiar de compañía del gas ni hacer la cena con abrigo y bufanda para gastar menos en calefacción. Solo redecorar tu casa....

No hay comentarios: