/
0 Comentarios


¿Alguna vez has pensado que esa frase puede tener un mensaje subliminal?
Si te das cuenta, básicamente nos está diciendo que la princesa estuvo feliz solo porque encontró a su príncipe (y encima un príncipe perfecto y guapísimo que cantaba bien). ¿Entonces qué, si no tenemos a un príncipe encantador estamos condenadas a vivir infelices? Aun más profundo es un mensaje sobre la felicidad. El simple deseo de querer estar feliz no parece tener nada malo, pero puede cubrir un mundo de problemas para una relación.
Últimamente he escuchado más pistas sobre ese tema. Por ejemplo, vi una película donde una chica quería estar con un chico que no conocía bien, y cuando su hermana le advirtió, la chica respondió, “Pero él me hace feliz!” Y al final el fue abusivo y ella tuvo que escaparse de el con su bebe. Otro ejemplo más fuerte es de la vida real. Conocí a una pareja de jóvenes que tenían poco tiempo de casados. El chico me contó que él estaba divorciándose de ella básicamente porque él estaba infeliz, y además me dijo que Dios no quería que el este infeliz. Esta frase puede parecer inocente, pero ¡creo que poner nuestra felicidad encima de los buenos valores y los principios de Dios es muy peligroso!
¿Por eso la gente se casa hoy en día? ¿Para estar feliz?  O en otras palabras, ¿para que la otra persona nos hace feliz? No sé como tú, pero me parece que desde el punto de partida ya estamos mal. Me suena a que están buscando una persona mágica que ni siquiera tiene su propia vida y deseos pero que solo existe para hacer feliz a su pareja. ¡Qué horrible! Si fuera así, sería un mundo de dos tipos de personas: humanos y media naranjas. (Regreso a esto en un ratito.)
Cuando examinemos esta raíz de la búsqueda de la felicidad mágica, puede ser una de las causas más grandes del divorcio. Hace un tiempo, hice un ejercicio con mis estudiantes en la universidad. El ejercicio era: poner en orden sus prioridades; para ellos, se les daba una lista de prioridades, y me sorprendí que la mayoría pusieron su propia felicidad como la número uno. Después de tantos milenios, ¿no hemos aprendido hasta ahora que si buscamos nuestra propia felicidad, nunca la encontraremos? Cualquier persona sabia podría decirnos que hacer a otros felices nos hace más feliz, o que es mejor dar que recibir.
Otra frase que quedó conmigo es: Si no estás feliz antes de casarte, menos estarás feliz después. ¿Qué significa eso? Que una pareja nunca te puede hacer feliz. La idea es que estando soltero(a), debemos trabajar en nosotros mismos, aprender a tener dominio propio, ser una persona estable emocionalmente y feliz (¡una persona completa, no la mitad!), y solo luego unir nuestra vida con otra persona. ¿Entonces por qué casarte si ya estás feliz? Para ser una mejor persona, para hacer feliz a la OTRA persona y formar una familia feliz que ayuda en formar una sociedad estable. ¿Suena muy difícil? Realmente no lo es. Es un cambio de prioridades.
Si me permites ponerlo en otras palabras, ¡no existe tu media naranja! (Salvo que tengas medias del color naranja en tu cómoda). Solo existen millones de personas únicas como tú, buscando a otra persona con cualidades y similitudes que haría una vida junta mejor que estar solos. ¿Por qué mejor? Bueno, como todos somos diferentes, tendremos diferencias de opinión en muchas cosas, y aprender a ceder, amar a pesar de todo y tomar la decisión de perdonar siempre, nos hace mejores personas. ¿Suena muy difícil? Bueno, sí lo es, pero si entiendes desde el principio que será así, es mucho más fácil aceptarlo y seguir a través de cualquier dificultad. Muchos se divorciaron porque no entendían que nos casamos con una persona que nos hace mejor, no feliz. Pero si aceptamos ese proceso a veces doloroso, ¡realmente viviremos felices para siempre!
Para contestar a ese joven que creía que estaba bien divorciarse por estar infeliz, me gustaría terminar con una frase que leí hace poco de Dale Bronner que me impactó mucho: “Dios es más interesado en tu desarrollo que tu felicidad.” ¡Es fuerte, pero nos ayuda más que la frase “y vivieron felices para siempre”!



TAMBIEN PUEDES LEER:

¿Alguna vez has pensado que esa frase puede tener un mensaje subliminal? Si te das cuenta, básicamente nos está diciendo que la princ...

No hay comentarios: